San Valentín, ¿un remedio para la salud mental?

Nunca dejo pasar la oportunidad de escribir un artículo cuando llega San Valentin, porque creo que nuestra sociedad, tan expuesta casi siempre a las redes sociales, necesita celebraciones más íntimas y auténticas.

En general, lo típico es escuchar opiniones y comentarios negativos contra todo lo que supone esta celebración: «mejor quiere a tu pareja 365 días al año», «es una fecha puramente comercial», «hay gente por todas partes», «los precios son desorbitados»

Pero imagina que la fiesta de San Valentin pueda no solamente contribuir a potenciar tu relación pero también a mejorar la salud mental. Te doy dos datos interesantes, basados en estudios recientes:

  1. La celebración de vuestro amor es una oportunidad para restaurar vuestro entusiasmo.
  2. La pasión y la ilusión regeneran las células neuronales.

Una de las maneras de reanimar ese entusiasmo es ser espontáneo. Y, por raro que suene, para ser espontáneos hace falta ser intencionales.

En su artículo 3 claves para ser más espontáneo Edith Sanchez propone ideas para impulsar tu espontaneidad. Para el tema de las relaciones de pareja me quedo con «salir de tu zona confort» y «despejar tu agenda».

Son dos pequeños actos que te obligan a cambiar las rutinas y atreverte a hacer algo nuevo. ¿No crees que esta pequeña celebración podría reanimar vuestro entusiasmo? Además, yo me atrevería a ser creativa, saliendo de nuestras zonas de confort, buscando tiempo para hacer algo diferente.

«Conocemos pocas maneras de regenerar nuevas células neuronales, ¡la pasión y la ilusión son una de ellas!»

Marian Rojas Estapé

En su libro «Cómo hacer que te pasen cosas buenas« Marian Rojas Estapé dedica todo un capítulo al amor. Y yo coincido totalmente con ella: creo que no hay ser humano al que el amor no convierta en alguien más apasionado y lleno de vida. Es un tema que se estudia mucho y está claro que las buenas conexiones humanas y la calidad de las relaciones protegen nuestro cuerpo y también nuestro cerebro.

Para que podamos presumir de esas buenas conexiones y de relaciones de calidad, que sin duda mejorarán nuestra vida además de que ayudarán a cuidar nuestra salud mental, hay que cultivarlas, darles prioridad, seguir conociéndose, profundizar, esforzarse y dedicarles tiempo. ¿Y tú, tienes huecos en tu agenda para hacerlo? ¿Realmente eres intencional en cuanto a tus relaciones más importantes, sobre todo con tu pareja?

Repasando mi propia historia de amor de casi 6 años confieso que no hemos sido espontáneos a menudo. Pero recuerdo todos los momentos en los que lo fuimos, y sobre todo de nuestro primer San Valentín cuando Julio me sorprendió con la inesperada vuelta de su viaje y una cena romántica en nuestra casa… ¡me emociona solamente recordarlo!

Comparto así contigo otro dato importante del libro de Marian Rojas: «Traer a la mente experiencias positivas del pasado resulta un antídoto potente contra la depresión y otros estados alterados de ánimo». Así que crea primero ésos momentos inolvidables para que luego puedas revivirlos y experimentar vuestra felicidad.

No se si te saqué de dudas, pero para mi la felicidad y el bienestar mental que me proporciona la vida en pareja me impulsan a celebrar por todo lo alto el día de San Valentín.

Comparte este artículo

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies