La desaparición de Eleanor Rigby

Un retrato del enfrentamiento de un matrimonio ante el duelo. En este caso las dos personas se enfrentan a una misma tragedia que les ha tocado vivir a ambos. Inicialmente la película puede parecernos muy lenta, pero una vez llegada a entender su esencia, todo encaja. Es un tema muy profundo y al mismo tiempo universal.

El matrimonio sufre una ruptura a causa del egoísmo, el orgullo, la falta de límites y de comunicación. El amor desaparece. Empieza la búsqueda. Cada uno, Eleanor (Jessica Chastain) y Conor (James McAvoy), por su cuenta… Aquí, los papeles clave los tienen los actores secundarios: la profesora de Eleanor (Viola Davis) y los padres de ambos (William Hurt y Ciarán Hinds). A mí me parecen los personajes más importantes, y merecen un reconocimiento especial por su excelente papel. Es muy interesante ver cómo la proyección de Eleanor en su profesora supone el punto de retorno. Las dos actrices demuestran gran maestría interpretando la profundidad de los personajes.

Otro punto fuerte es la idea de presentar la película en una trilogía, desde los tres puntos de vista: el de ellos, el de él y el de ella. Al principio tuvimos nuestras dudas: ¿era necesario repetir la misma historia tres veces? En nuestra opinión, en este caso, ha resultado muy interesante. Tratando un tema tan delicado y al mismo tiempo tan común, ayuda mucho fijarnos en los detalles y entender la esencia del problema desde perspectivas distintas.

Una de las reflexiones ante la historia de esta pareja es la importancia de los límites. La necesidad de formar nuestras identidades personales. En la película vemos como ambos, Eleanor y Conor, sufren por la falta de identidad y el reconocimiento de sus estados emocionales. Es lo que Fawn Weaver recomienda para una relación libre de discusiones: responsabilizarte de tus sentimientos y emociones y no dejarse llevar por el enojo y el enfado. Presumir la inocencia del otro y dar la importancia al amor y a la relación. De este modo abrimos nuestros corazones, ganamos en ternura y tenemos más empatía con nuestra pareja. Al final compasión, ternura y perdón son los ingredientes clave que nos aseguran que podamos experimentar el amor.

Las palabras clave: perdóname, te quiero.

Comparte este artículo

Dejar un comentario

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies