49. Si no te gustan los cambios ¡no te cases!

Solemos pensar que las causas de los fracasos matrimoniales son la falta de comunicación, la infidelidad, la violencia… pero hay otra causa que a lo mejor no se te había pasado por la cabeza: el cambio.

Y es que mucha gente piensa que casarse es el punto final, pero nosotros opinamos que es una gran equivocación porque la vida es muy dinámica y cambias tú, tu cónyuge, vuestras circunstancias… y es imposible ser las mismas personas que al principio.

Así que hoy te damos dos ideas con las que podéis asimilar mejor esos cambios y no dejar que estropeen vuestra relación.

Comparte este artículo

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies