4 ideas para gestionar decisiones importantes

  1. Evitad las distracciones al hablar. Hoy en día es muy fácil estar ocupados o vernos interrumpidos. En cualquier momento surgen llamadas, mensajes, avisos… Por eso es importante reservar un tiempo en exclusiva para hablar sobre una decisión, dandole una completa atención. Marcad este tiempo en vuestro calendario si hace falta.
  2. Investigad bien el tema. Puede que tengáis que decidir sobre el nuevo colegio de vuestro hijo, un cambio de casa o de trabajo. En cualquier caso dedicad tiempo para investigar y evaluar las opciones. Lo ideal sería dividir entre los dos la tarea a estudiar, y tener los deberes hechos antes de ponerse a discutirla. Dividiendo la tarea entre los dos os dará la sensación de un proyecto en común, de una muestra de compromiso por parte de ambos.
  3. Escucharos bien. Las decisiones importantes pueden ser complicadas y delicadas. Suelen ser temas que elevan nuestras emociones y pueden provocar opiniones muy diferentes. Sed empáticos y daros tiempo para explicar bien vuestros puntos de vista y las razones por las que creéis en vuestras ideas uno al otro. Escuchad con paciencia y no saquéis conclusiones propias sin antes entender bien las razones del otro. En el fondo, sois un equipo y la decisión será de los dos.
  4. Rezad juntos. Si sois creyentes rezad y pedid a Dios que os ayude en el proceso de decisión. Si Le tenéis a vuestro lado nunca os equivocareis.
Comparte este artículo

Dejar un comentario

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies